Estás en

¿Cómo se realiza el control interno?

La función de control interno se realiza sobre todos los aspectos relacionados con las cuentas y la gestión económica de la Entidad local, de sus entidades dependientes y, en general, de cualquier organismo del Sector público local. Dicho control es realizado por la Intervención local a través de dos tipos de control: la función interventora y el control financiero.

El control interno de una Entidad local se concreta en dos tipos de actuaciones encaminadas a garantizar la imagen fiel de las cuentas generales y la adecuada gestión económico-financiera de los responsables de una Entidad local:

a) Función interventora: su finalidad es la de examinar, analizar e informar sobre todos los actos de las Entidades locales y de sus organismos autónomos que den lugar al reconocimiento de obligaciones o liquidación de derechos, antes de su realización. El ejercicio de la expresada función interventora comprenderá:

  • Intervenir y fiscalizar, previamente a su realización, los actos y documentos que puedan generar una obligación de pago contra la entidad (ej. facturas y certificaciones de obra) o un derecho de cobro (ej. liquidaciones tributarias). El control de los ingresos puede ser sustituido por la toma de razón en contabilidad y el sometimiento al control financiero a posteriori.
  • La intervención formal de la ordenación del pago, de manera que el pago que se pretende realizar se corresponda con la obligación reconocida, que el órgano sea el competente y que se ajuste a la prelación establecida en el plan de disposición de fondos.
  • La intervención material del pago, dirigida a garantizar la realización del pago al legítimo destinatario y por el importe debido.
  • La intervención y comprobación material de las inversiones y de la aplicación de las subvenciones a la finalidad para la que fueron concedidas.

b) El control financiero: tendrá por objeto comprobar el funcionamiento en el aspecto económico-financiero de los servicios de las Entidades locales, de sus organismos autónomos y de las entidades públicas empresariales, sociedades mercantiles y demás entidades de ellas dependientes. Se desarrolla en una doble vertiente: la auditoría pública, con la finalidad de verificar la información de las cuentas anuales, y el control financiero permanente, dirigido a comprobar el cumplimiento de la legalidad y a asegurar el cumplimiento de los objetivos de economía, eficacia y eficiencia.

La normativa aplicable al control interno se contiene en los artículos 213 y siguientes del Real Decreto Legislativo 2/2004, de 5 de marzo, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley Reguladora de las Haciendas Locales (TRLRHL) y en el Real Decreto 424/2017, de 28 de abril, por el que se regula el régimen jurídico del control interno en las entidades del Sector Público Local.

 

Copyright 2018 rendiciondecuentas.es - All Rights Reserved.